Formentera es, sin duda, una de las islas más pequeñas de las Islas Baleares, pero verás que tu estancia allí será una de las mejores opciones que puedes encontrar. No sólo es un destino atractivo por sus dunas, sus largas playas o esas aguas cristalinas de las que todo el mundo habla, ni siquiera sus pinares te dejarán indiferente. Será complicado que puedas elegir una sola cosa de este paraíso terrenal.

Por otra parte, cabe destacar que es una zona vigilada y con capacidad limitada, estrategias clave para mantener su encanto y magia. Podrás seguir disfrutando del ocio que te ofrece su oferta, pero sin renunciar a la tranquilidad de quienes quieren vivir cada momento como si fuera único y exclusivo.

La costa, las olas, las playas vírgenes, los atardeceres y esas arenas finas son todo lo que necesitas para desconectarte completamente del mundo y disfrutar del privilegio de alojarte en Formentera, una experiencia que querrás revivir una y otra vez. Ya sea solo o acompañado, en ambas circunstancias será un placer.

Ocio Formentera

No podemos dejar pasar la oportunidad de recomendarte nuestra agencia para moverte por la isla. Tanto con el alquiler de coches Formentera, como el alquiler de motos si prefieres llegar hasta el último rincón serán una gran elección para tus amigos y familia. Disponemos de numerosos vehículos que satisfarán vuestras premisas.

¿Qué hay del ocio Formentera?

Una pregunta que sin duda te estarás haciendo es qué tipo de lugares puedes encontrar en esta isla. Si te decimos que no te decepcionarán, parece que nos estamos quedando cortos, pero la verdad es que los lugares con encanto no se limitan a calas y playas.

Nuestra recomendación número uno es que visite el Faro de Barbaria, junto a él, la Cueva de la Forada con sus ruinas megalíticas. También el faro de La Mola, que Julio Verne calificó de mágico en su novela “Héctor Servadac”, donde se hace patente su fascinación por la isla de Formentera.

Otra sugerencia es que te quedes a ver la puesta de sol en Cala Saona, un lugar único y acogedor que te dará las mejores imágenes para recordar. No olvides tu cámara.

Reserve una comida para disfrutar de los mariscos o de la cocina típica vasca y mediterránea del restaurante Beso Beach, en el Parque Natural de Ses Salines. No olvides tomar un baño en sus aguas. Si prefieres el pescado, encontrarás un ambiente acogedor en el restaurante Fonda Pepe, en Sant Ferran de des Roques. Compras típicas en el mercado artesanal del Pilar de la Mola, con aire hippie y que se celebra de junio a octubre, los miércoles y domingos por la tarde.

Y si quieres tomar una copa, un lugar emblemático donde encontrarlas es Pirata Bus, en plena playa de Migjorn. Un bar con leyenda ya que se dice que fue un pirata quien lo inauguró en los años setenta y utilizando un autobús que lo transformó con éxito en bar.

En este mismo lugar hay una segunda y nada despreciable opción, el Blue Bar, donde también se pueden degustar platos orientales, risottos o postres realmente especiales. Y por la noche, mojitos, no se pierdan nada! Tampoco te vayas de la isla sin probar las pizzas Macondo’s, de nuevo en Sant Ferran de des Roques.

¡Te esperamos en Formentera con los brazos abiertos!