La isla de Formentera es una ciudad ideal para recorrerla por carretera, explorando cada uno de sus bonitos rincones. Dependiendo de la compañía (si se viaja solo, en pareja, con familia o amigos), es recomendable utilizar un tipo de transporte u otro. A continuación, exponemos las ventajas de proceder al alquiler de coche en Formentera y al alquiler de moto en Formentera.

Alquilar coche viaje

Alquiler de coche en Formentera

Si se visita la isla acompañado por más de una persona, la opción ideal es alquilar un automóvil. Dependiendo del número de integrantes, se ofrecen estos modelos:

– Hyundai Getz. Este coche de gasolina es ideal para cuatro personas, por lo que supone el transporte perfecto para una familia o un grupo de amigos. Su conducción, además, es muy cómoda, y todos los asientos ofrecen el confort perfecto.

– Fiat Panda. Este coche es todo un clásico de la automoción. Con espacio para cuatro personas, su tamaño reducido permitirá recorrer los sitios más recónditos de la isla balear.

– Peugeot 307. Automóvil con capacidad para cinco personas, perfecto para un matrimonio con sus dos hijos o un nutrido grupo de amigos. Es espacioso, por lo que permite transportar también equipaje.

– Peugeot 307 SW. Furgoneta de gasolina del tipo ‘Station Wagon para siete personas’. Se trata de la mejor forma de hacer turismo por la ciudad cuando el grupo es numeroso y se quieren compartir experiencias en un lugar común.

Alquiler de moto en Formentera

Formentera, con sus espacios verdes y sus calas paradisíacas de agua cristalina y arena blanca, guarda secretos que, en ocasiones, deben explorarse por caminos poco transitados. Estos senderos o caminos se recorren mejor en motocicleta. Esta es la idónea:

-Peugeot Tweet. Motocicleta apta para dos personas, con una cilindrada de 125 cc. Si se viaja solo o en pareja, este es el medio de transporte ideal.